Como hemos comentado anteriormente la caries dental es una patología infecciosa multifactorial, por tal motivo al realizar una evaluación para determinar el riesgo de aparición de caries, se deben considerar ciertos factores que pueden influir con su aparición: unos asociados a la existencia de factores inherentes al hospedero y otros que influyen en el tipo de dieta que consume el paciente y las presencia de microorganismos criogénicos en placa dental y saliva. 

Como muchas enfermedades infecciosas, una masa crítica de bacterias cariogénicas es un pre requisito, y esta masa crítica puede obtenerse solamente en presencia de sacarosa, un sustrato en el cual la bacteria cariogénica se desarrolla. Así, la caries dental involucra la interacción en el tiempo de una superficie dental susceptible, las bacterias cariogénicas y la disponibilidad de una fuente de carbohidratos fermentables, especialmente sacarosa. 

La infección bacteriana es necesaria, pero no suficiente para el desarrollo de la enfermedad, la cual requiere de la presencia de la sacarosa.

Del gran número de bacterias que se encuentran en la cavidad bucal, los microorganismos pertenecientes al género estreptococo, básicamente las especies mutans (con sus serotipos c, e y f, sanguissobrinus cricetus), han sido asociados con la caries, tanto en animales de experimentación como en humanos. Los estreptococos son bacterias que presentan forma de coco, crecen en cadenas o en parejas, no tienen movimiento, no forman esporas y generalmente reaccionan positivamente a la coloración de Gram. 

El Estreptococo mutans, que ha sido el más aislado en lesiones cariosas humanas, es el primero en colonizar la superficie del diente después de la erupción. Su nombre lo recibe por su tendencia a cambiar de forma, que se puede encontrar como coco o de forma más alargada, como bacilo.

Cuando se habla de virulencia de un microorganismo, se está haciendo referencia a su capacidad de producir daño, es decir, generar una enfermedad. 

Los factores de virulencia son aquellas condiciones o características específicas de cada microbio que lo hacen patógeno. 

En el caso del Estreptococo mutans, los más involucrados en la producción de caries son:

  1. Acidogenicidad: El estreptococo puede fermentar los azúcares de la dieta para producir principalmente ácido láctico como producto final del metabolismo. Esto hace que baje el pH y se desmineralice el esmalte dental.
  2. Aciduricidad: Es la capacidad de producir ácido en un medio con pH bajo.
  3. Acidofilicidad: El Estreptococo mutans puede resistir la acidez del medio bombeando protones (H +) fuera de la célula.
  4. Síntesis de glucanos y fructanos: Por medio de enzimas como glucosil y fructosiltransferasas (GTF y FTF), se producen los polímeros glucano y fructano, a partir de la sacarosa. Los glucanos insolubles pueden ayudar a la célula a adherirse al diente y ser usados como reserva de nutrientes.
  5. Síntesis de polisacáridos intracelulares, como el glucógeno: Sirven como reserva alimenticia y mantienen la producción de ácido durante largos períodos aún en ausencia de consumo de azúcar.
  6. Producción de dextranasa: Además de movilizar reservas de energía, esta enzima puede regular la actividad de las glucosiltranferasas removiendo productos finales de glucano-

La bacteria obtiene su energía del alimento que ingerimos, su flexibilidad genética le permite romper toda una amplia gama de hidratos de carbono. Entre las sustancias que aprovecha figuran la glucosa, fructosa, sacarosa, galactosa, maltosa, rafinosa, ribulosa, melibiosa e incluso el almidón. La bacteria fermenta todos estos compuestos al disponer de un batallón de enzimas, proteínas que rompen las moléculas de hidratos de carbono, y los convierte en varios subproductos de su metabolismo, como el etanol o el ácido láctico. A la postre, todos estos subproductos acidifican la boca y los dientes, lo que inhibe a las otras bacterias, permitiendo al estreptococo mantener una posición de claro dominio.

 El paso más importante para que se produzca la caries, es la adhesión inicial del Estreptococo mutans a la superficie del diente. Esta adhesión está mediada por la interacción entre una proteína del microorganismo y algunas de la saliva que son absorbidas por el esmalte dental, y la capacidad de acumulación en la placa, proceso que ocurre cuando el Estreptococo mutans produce glucanos solubles e insolubles utilizando las enzimas glucosiltransferasas, a partir de los azúcares de la dieta.

El grado de infección por el Estreptococo mutans en la saliva nos refleja el grado de infección existente en los dientes, en un sentido muy general. 

Hig. Brenda Gomez

Hig. Brenda Gomez

ATENCIÓN AL PACIENTE E HIGIENISTA DENTAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

G- M- Estudio Dental