¿Sabes cómo tratar la sensibilidad dental?

¡Descúbrelo en este blog!

La sensibilidad dental es una de las molestias bucales más comunes entre la población adulta que involucra molestias o dolor en los dientes cuando entran en contacto con ciertas sustancias y temperaturas, por ejemplo al aire, al frío, a los alimentos dulces, ácidos o calientes e incluso algunas personas pueden sentirla al cepillarse los dientes o al hacer un limpieza bucal-

Cuando sufrimos sensibilidad dental, el dolor siempre es intenso pero de duración muy corta, actuando solo cuando está en contacto con el estímulo que provoca el dolor.

Si el dolor que se siente, no se localiza a raíz del contacto con un estímulo externo, o es difícil de localizar, posiblemente no sea sensibilidad dental, sino otro tipo de patología como pueden ser una caries dental, un diente fracturado o un empaste deteriorado. 

Para poder tratar la sensibilidad, es importante que conozcamos las causas de la misma.

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, que de manera natural se encuentra protegida por esmalte, encía y cemento radicular, pierde su protección y queda expuesta.

La dentina contiene miles de conductos microscópicos, conocidos como túbulos dentinarios, que conectan la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas. Si estas quedan expuestas, los estímulos externos llegan directamente a las terminaciones nerviosas provocando dolor.

Sin embargo, hay ciertas situaciones que provocan que la dentina quede expuesta, como por ejemplo:

  • Cepillarse demasiado fuerte o usar un cepillo de dientes con cerdas muy duras, esto puede desgastar el esmalte y hacer que la dentina quede expuesta. También, si la técnica de cepillado no es la correcta puede producir la recesión de las encías. 
  • Las encías retraídas, sucede a menudo a causa de enfermedades periodontales o mala técnica de cepillado como mencionamos anteriormente, dejando la dentina expuesta. 
  • Gingivitis o enfermedad de las encías, el tejido inflamado y dolorido de las encías puede provocar la exposición de la raíz del diente. 
  • Dientes fracturados o caries dental, ya que estos pueden llenarse de bacterias procedentes de la placa y causar inflamación de la pulpa o nervio del diente. 
  • Bruxismo, es decir rechinar o apretar los dientes con frecuencia trae como consecuencia el desgaste del esmalte. 
  • Alimentos o sustancias ácidas, si son consumidos en exceso pueden fomentar la erosión del esmalte. 

Ahora sí, ya sabiendo todo lo anterior. ¿Cómo podemos tratar la sensibilidad bucal?

Es muy importante que, si sufres de sensibilidad dental, visites a tu dentista de confianza para que se realice un correcto diagnóstico de la causa. Así, podrá saber si se debe a una patología que requiere de un tratamiento clínico más complejo o si es suficiente tratarla con productos adecuados para disminuirla.

Si se ataca la razón de la sensibilidad, el tratamiento elegido será más exitoso para disminuir el dolor.  

Algunas de las recomendaciones más habituales son:  

  • Uso de una pasta dental para dientes sensibles, lo más recomendable es usar una pasta dental fluorada, que además contenga algún agente desensibilizante como el nitrato potásico. 
  • Usar un cepillo de dientes de cerdas suaves, de mis recomendaciones favoritas el curaprox es una excelente opción.
  • Evitar alimentos altamente ácidos y que causan reflujo, en el caso de consumirlas, aguarda 20 minutos para proceder al cepillado de los dientes.
  • Usar diariamente un enjuague bucal acompañado de algún agente desensibilizante.
  • Evite rechinar los dientes, para las personas que sufren de bruxismo  es muy recomendable hacer uso de una férula de descarga o protector bucal para poder evitarlo.
  • Mantener una buena higiene bucal es primordial, haciendo uso de la seda dental luego del cepillado y realizando limpiezas bucales cada 6 meses.
  • En consulta dental se pueden aplicar fluoruros en gel o barniz que pueden ayudar a fortalecer el esmalte y proteger los dientes, también dependiendo de la causa se pueden requerir distintos tratamientos para eliminar la sensibilidad, como por ejemplo, tratamientos  de adhesión, tratamientos de conductos o injerto de encía quirúrgico.

De mis recomendaciones más importantes es acudir al dentista debido a que las causas de aparición de la sensibilidad dental son diversas, es el dentista quien determinará cuál es el mejor tratamiento para cada situación y te dará las soluciones pertinentes para tratar la sensibilidad. Si se encuentra la causa de la sensibilidad, el tratamiento elegido tendrá más éxito para disminuir el dolor.

El cuidado y protección del esmalte, es la mejor garantía para prevenir la sensibilidad dental.

¡Ahora que ya sabes cómo tratar la sensibilidad dental ya no tienes excusa para mejorar!

¡Conviértete en un experto siguiendo nuestro blog!

Hig.Brenda Gómez

Hig.Brenda Gómez

ATENCIÓN AL PACIENTE E HIGIENISTA DENTAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

G- M- Estudio Dental Llamar Ahora